¿Qué es la confianza en uno mismo?

La gente que tiene confianza en si misma, que creen en ellos, en las decisiones que toman, en las acciones que llevan a cabo, sin duda alguna, son personas que viven la vida con mayor optimismo y tienen más éxito.

Pero, ¿tener confianza es cuestión de suerte? Definitivamente no, la confianza es una habilidad que si bien es cierto que algunas personas la tienen adquirida de forma innata, todo el mundo es capaz de trabajarla y desarrollarla.

De hecho, hay estudios que demuestran que a pesar de no ser algo natural, es una habilidad capaz de construirse poco a poco. La confianza en si es un conjunto de técnicas y habilidades que podemos desarrollar con trabajo y práctica.

Entender que es la Confianza

En este post vamos a hablar sobre la definición de confianza, ¿qué es la confianza? La confianza no es más que tener la certeza y la seguridad de que algo puede o va a ocurrir.

Tampoco quiere decir que todo se puede pronosticar con confianza, es decir, tú puedes confiar en que tu equipo favorito va a ganar o que el tren llegará a la hora prevista, pero de ahí a que esto ocurra o no ¡es otra historia!

Tener confianza en si mismo es creer que tú puedes hacer cosas.

La confianza no está basada en lo que puedes o lo que no puedes hacer, la confianza es sobre lo que crees que puedes o que no puedes hacer. Tú puedes creer que correrás una maratón o que aprobarás un examen, pero esa no significa que realmente vaya a suceder.

Cuando tienes confianza y mantienes una actitud positiva hacia ti mismo, tienes la convicción de que las cosas van a salir bien, pero cuando te falta esa confianza, crees que las cosas van a salir mal y por inercia dejas de esforzarte en hacerlas. ¡Y aquí es donde existe el riesgo de la falta de confianza!

Si no tienes confianza te rendirás y abandonarás, antes por el contrario, sintiéndote fuerte y confiando en ti, te esforzarás y trabajarás para superar las dificultades ya que te convencerás de que el esfuerzo merece la pena.

Ahora realiza un pequeño ejercicio

Visualiza y piensa en una situación en la que te has dicho a ti mismo “no lo puedo hacer” y analiza el por qué.

Una vez visualizada y analizada la situación, recuerda que la confianza en si, no es lo que puedes o lo que no puedes hacer, sino que es lo que crees que puedes o no puedes hacer.

Otro concepto que va paralelamente ligado a la confianza es la autoestima, ¿qué es la autoestima? Mientras que la confianza en uno mismo es lo que tú crees sobre tus habilidades, la autoestima hace referencia a lo que tú crees que vales como persona o como profesional.

La confianza y la autoestima ejercen cierta influencia entre ellas, o lo que es lo mismo dicho con otras palabras, si tienes poca confianza en ti, tendrás poca autoestima.

Si tu autoestima está por los suelos, te verás a ti mismo bajo un prisma negativo y crítico, buscas pruebas que demuestren que no vales nada cuando en realidad, lo positivo sería hacer todo lo contrario. Si eres capaz de aumentar la confianza en ti mismo, generarás un aumento de tu autoestima y esto hará que a su vez se retroalimente.

Pero, seamos honestos, nadie nace con la autoestima alta, solo con la habilidad de pensar y juzgar lo que tiene y lo que no tiene valor. Tus experiencias de vida, la gente de tu alrededor, tu éxito y tus fracasos van a influir en tu autoestima, afectando así la confianza en ti.

2021 TALENT PREMIUM FRANCE, S.A.S. All rights reserved