Diferencia entre líder y mánager

En general, existe cierta confusión entre los conceptos de mánager y líder. En este post vamos a aprender a diferenciarlos.

Una definición o analogía interesante que nos gusta utilizar en nuestra formación en liderazgo es decir que “un buen mánager es un buen general del ejército en tiempos de paz y un buen líder es un buen general del ejército en tiempos de guerra”.

Entonces, ¿quién será el mejor general? Es obvio que el mejor general del ejército es aquel que es capaz de ser un buen general tanto en tiempos de paz como en tiempos de guerra.

Esto significa que hay un vínculo muy fuerte entre la gestión y el liderazgo, podemos decir que el director o mánager es la persona que gestiona lo que está sobre la mesa, es decir, es el que gestiona lo que está establecido en el contrato: gestiona las personas, los recursos, los presupuestos, la agenda. Si no hay nada inesperado, el directivo puede serlo desde el principio hasta el final de su vida profesional. ¿Cuándo aparece la figura del líder? El líder aparece en el momento en que nace algo inesperado, fuera del contrato. En ese momento, el directivo ya no reacciona ante la situación porque no está capacitado ni preparado para ello, ya que puede carecer de la visión necesaria para reaccionar correctamente y motivar a las tropas en la dirección correcta.

Por eso asociamos, quizá de forma engañosa, el liderazgo a momentos de crisis y/o situaciones de cambio, porque en una situación normal no es necesario ser líder. Puedes ser un perfecto director de tu empresa, de tu equipo, siempre que no haya situaciones anómalas. 

Por ejemplo: eres el director de un restaurante y tienes a tu cargo 10 cocineros y 40 camareros. En una situación normal, puedes gestionar bien a tu equipo, pero imagina que, por ejemplo, hay una crisis por una epidemia sanitaria en todo el país (como con el Covid 19 en 2020) y tienes que cerrar el restaurante y solo podemos hacer entregas a domicilio. En esta situación de crisis, el directivo debe ser un líder para adaptarse a esta nueva situación y buscar soluciones. Tal vez podría proponer que los 10 cocineros sigan siéndolo, proponer que de los 40 camareros, algunos se dediquen a la recepción, otros a ayudar en la cocina y otros pocos a la publicidad online para atraer nuevos clientes a esta nueva forma de trabajar.

La mayor parte de la literatura que encontramos sobre el liderazgo establece una clara diferencia entre líderes y directivos. Los líderes deben invertir su tiempo y energía en definir la visión o dirección de la organización. Deben poner todo su esfuerzo y compromiso en la alineación de recursos para transmitir la realización de esa visión y tratar de ser modelos activos para inspirar y motivar con su ejemplo.

Es importante conocer la diferencia entre un director y un líder, porque ambos conceptos se confunden a menudo y, sin embargo, son necesarios y complementarios.

– Director: es la persona encargada de gestionar y ejecutar los diferentes elementos que están “sobre la mesa” para encontrar soluciones y poder sacar adelante el proyecto en el que estamos.

– Líder: es la persona que surge en el momento en que hay un problema o dificultad, ya sea una cuestión de presupuesto, de equipo humano o de contexto, de crisis económica, social o sanitaria, etc. Y esto no se puede desarrollar con los elementos que están sobre la mesa. Podrá tener la visión de a dónde ir y encontrará la idea de cómo llegar. Él o ella encontrará las soluciones que no están escritas.

En resumen, se podría decir que el director es la persona que sigue y respeta las normas y el líder es el que las crea y las escribe.

2021 TALENT PREMIUM FRANCE, S.A.S. All rights reserved