Cuatro consejos para mejorar tu capacidad de negociación.

Los buenos negociadores se caracterizan por conseguir aprovechar de una manera eficiente los recursos de los que dispone para poder influir en la otra parte y de esta forma conseguir el objetivo que buscaba con esa negociación: sacar su mayor beneficio. Para ello debe valerse de todo el conocimiento y de ciertas técnicas (de las que hemos hablado en alguna ocasión). En este post queremos que a través de la aplicación de cuatro consejos, puedas incrementar tu poder de influencia para ganar mayor capacidad de negociación.

Pero antes de todo, ¿sabes lo que significa el poder de negociación? Su definición vendría a ser algo así como la habilidad del negociador para valerse de todos los recursos con los que cuenta para conseguir que la otra parte sea influenciada en base a sus intereses. Como verás, no es un elemento que pueda ser cuantificado, pero sí que resulta de gran importancia y por tanto determinante para poder lograr los objetivos planteados previos a una negociación.

Para poder manejar de forma eficiente una negociación, debes saber que la información es poder, que tu propuesta debe ser viable y que has de contar con una diversidad de opciones, así como ser consciente en cada momento del tiempo transcurrido.

1. La información es poder

Al igual que en cualquier ámbito de la vida, contar con mucha información te hace poderoso ante determinadas situaciones. Es esencial por eso que antes de la reunión realices un gran trabajo de recopilación de información sobre la contraparte con la que negocias. ¿Qué te proporcionará esta investigación? Pues algo tan importante como el diseño de una mejor estrategia, conocer qué puntos débiles y qué puntos fuertes puede tener tu oponente en la negociación y de esta forma poder anticiparte a cualquier tipo de situación que pueda plantearse dentro de todo el proceso.

2. Viabilidad de tu propuesta.

 

 

¿Conoces exactamente qué nivel de éxito o viabilidad tiene la propuesta que llevas a la negociación? Ésta, además de contar con esa dosis de realidad, debe ser consistente. Cualquier información que pueda facilitar el corroborar esta viabilidad dará consistencia a la propuesta. Por ejemplo, costes de determinada acción, estadísticas para decantarse por determinada estrategia, feedback de algunas cuestiones para la mejora de un producto, …

 

3. La diversidad de opciones.  

 

Tener siempre un “plan b” puede ser un elemento diferenciador para terminar de decantar la balanza en una negociación. Contar siempre con diferentes planes o propuestas te permitirá contar con una mayor abanico de posibilidad de conducir la negociación hacia dónde más te convenga en cada momento.

4. El manejo del tiempo.

Las prisas nunca son buenas consejeras. Saber manejar los tiempos en los que se enmarca una negociación también es otro de los aspectos que debes de cuidar para poder conseguir aumentar tus probabilidades de éxito en una negociación. El tiempo puede influir tanto de forma positiva como negativa y para ello hay que saber que leer el contexto en que se produce la negociación. Una vez más, informarse en esta ocasión sobre plazos o fechas ya fijadas puede ser una ventaja. Es importante que nunca muestres sensación de tener prisa por llegar a un acuerdo (salvo que sea una estrategia que juegue a tu favor), ya que podrías caer en posición de vulnerabilidad ante la otra parte.

Con estos cuatro consejos puedes avanzar en tu capacidad para negociación. Como mínimo tendrás una parte del camino recorrido en tu trabajo para tratar de tomar cierta ventaja respecto a la contra parte a la que te enfrentas en la negociación. ¿Aplicabas alguno de estos consejos para conseguir aumentar tu poder de negociación?

9 mayo, 2019

0 respuestas a "Cuatro consejos para mejorar tu capacidad de negociación."

Deja un Comentario

© 2019 TALENT TRAINING, S.L. - Todos los derechos reservados. | Política de Privacidad | Política de Cookies
Design by Kiwop.