¿Cómo saber si hemos negociado bien?

Tan importante es saber empezar una negociación como saber terminarla. Por eso, es fundamental que sepas cuándo has negociado bien para terminar y cuándo tienes margen para mejorar el acuerdo y seguir negociando. El buen negociador sabe llegar al límite del acuerdo sin poner en riesgo la relación con la otra parte, el propio acuerdo o su imagen y reputación.

Para tener claro qué tal lo has hecho, puedes hacerte las diez preguntas que siguen a continuación:

  1. ¿Hasta qué punto el resultado es comparable con tus expectativas?
  2. ¿Hasta qué punto tu estrategia ha sido buena?
  3. ¿Qué procesos te han ayudado y te han funcionado?
  4. ¿Qué procesos han sido para ti un freno y te han llevado al fracaso?
  5. ¿Qué ha hecho tu interlocutor para ayudarte o qué circunstancia ha hecho que se abra?
  6. ¿Qué ha hecho la otra parte que te haya bloqueado?
  7. ¿De qué manera has provocado que la otra persona se abra o cambie su punto de vista?
  8. ¿Qué se ha producido o ha perturbado la negociación de forma inesperada?
  9. ¿Qué has aprendido de esta negociación?
  10. ¿Qué harías de manera distinta la próxima vez?

Toma conciencia de la importancia de negociar y, sobre todo, de hacerlo bien. Puedes formarte para negociar y aprender mucho de la experiencia hasta convertirte en un gran negociador.

El negociador eficaz

Si quieres ser un negociador bueno y eficaz, expresa tus sentimientos y explica cómo te sientes durante la negociación.

Ejemplo: «Me siento decepcionado por su reacción. Me siento despreciado». O bien, “estoy feliz después de tantos años trabajando juntos de ver que un año más seguimos cooperando, ¡gracias por la confianza!”

Busca sistemáticamente información, y tendrás poder. El buen negociador verifica, busca y encuentra.Analiza la comprensión del interlocutor, haz resúmenes parciales durante el proceso, verifica, etc. Prepara con minuciosidad varias opciones posibles y dedica tiempo para analizar los objetivos de largo y cortoplazo.

Ten en cuenta que no se trata de un juego, y tenéis que ser sinceros y directos.

Fíjate los objetivos en forma de ventanas y de cifras exactas.

Ejemplo: Si quieres obtener un beneficio, hazlo entre un 18 % y un 20 %. Conociendo el Mercado, el producto, las tendencias, tus competidores.

Sabes dónde quieres ir, pero a veces no sabrás cómo. Así que sé abierto y flexible durante la negociación.

Recuerda: para ser un buen negociador en el mundo empresarial, aplica los siguientes consejos:

  • Respeta las instrucciones de la empresa, tu mandato.
  • Prepara el plan de forma interna antes de negociar. ¡No im- provises!
  • Sé creativo e imaginativo para hallar soluciones, a veces fuera del marco establecido.
  • Busca los retos más ambiciosos de la otra parte, incluso aquellos que pueden estar ocultos.
  • Separa los problemas de fondo de los personales.
  • Identifica los obstáculos potenciales.
  • Prepara coaliciones y alianzas.
2021 TALENT PREMIUM FRANCE, S.A.S. All rights reserved